En la feria funciona una sala de primeros auxilios


En la feria de La Salada funciona una sala de primeros auxilios 2007-12-05 00:00:00

Desde hace varios años que dos médicos atienden de manera gratuita a los vecinos de las zonas aledañas a la feria La Salada, en Lomas, que no pueden costearse un tratamiento particular y que no cuentan con obra social.  desde que comenzaron a funcionar lograron atender a dos mil pacientes en la zona.


Con el objetivo de asistir a la gran cantidad de personas que concurren a la feria “La Salada”, en Lomas de Zamora, se creó una sala de emergencias que atiende por día a más de 20 vecinos de escasos recursos que allí pueden recibir atención de manera gratuita. Se visitó el lugar y dialogó con uno de los especialistas que calificó el trabajo como “muy gratificante” porque “constantemente se ayuda a los que más lo necesitan”.

“El servicio es de emergencia y urgencia porque atendemos consultas que se desarrollan en las últimas 24 horas y también personas que se lastiman o sufren una patología en el momento”, y señaló que “en los últimos tiempos creció la población que sufre ataques de pánico y desmayos por la gran cantidad de movimiento que hay en el lugar”. “Los ataques de pánico se dan cuando el paciente, en un ambiente con mucha gente, calor y tensión, se siente oprimido y la situación lo termina desbordando. Se les baja la presión y les falta el oxígeno, por eso que deben ser atendidos de inmediato”, detalló.

Además, indicaron que desde la “salita”, que funciona a metros de la feria Punta Mogotes, se realiza un seguimiento de los pacientes y que muchas veces se los deriva a hospitales del distrito para que traten las afecciones.

“Trabajar en la feria es sencillo y complicado a la vez porque en general hay que explicar varias veces las cosas, darlas por escrito y tener suma paciencia con cada una de las personas debido que el nivel socio cultural suele ser bajo y sin demasiada instrucción, pero de todos modos resulta muy gratificante”, consideró Munive al tiempo que indicó que “en la salita no se pide absolutamente nada a cambio de la atención”. “Lo único que necesita la gente para venir es sentirse mal por algo porque no se debe presentar carnet de obra social ni tampoco pagar la consulta”, resaltó.

Los horarios de atención al público son los mismos en los que funciona la feria aunque indicaron que el personal de pediatría atiende con horarios rotativos.

El establecimiento se mantiene económicamente gracias a la Asociación Civil de Comerciantes Industriales y Profesionales del Conurbano Sur que nuclea a los empleados de las ferias que pagan un bono contribución mensual.

“Pusimos en funcionamiento un centro en donde atendemos a los feriantes y a muchos chicos de Cuartel IX y Budge.

La agrupación se creó para “reordenar la situación ilegal en la que trabajan muchos puestos” y según aseveraron los miembros de la asociación” se logró regularizar gran parte del sistema impositivo”.

Funcionamos como una Cámara de comercio local y es por eso que les indicamos a los trabajadores que tienen que crear sus propias marcas y tener todo en regla para no sufrir los allanamientos policiales que se realizan para evitar las copias”, detalló Manislla y afirmó que “la gran mayoría ahora tiene su propia marca
.

Además, la organización colabora para refaccionar una de las unidades sanitarias que se encuentran en Villa Independencia, brindar seguridad a la Escuela N° 62 de Budge y a las personas que asisten al predio a comprar artículos.

salauxiliosalada400.jpg



El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones y de las Políticas de Privacidad de Ferialasalada.com.ar //
Para anunciar en este sitio escriba a... ventas@ferialasalada.com.ar // Para suscribirse a nuestro boletín de descuentos haga click aquí >>
Top